¿QUÉ PUEDO HACER?

Ante la pandemia del covid-19 hay dos pautas básicas:
- en primer lugar, seguir todas las recomendaciones sanitarias y del Gobierno sobre higiene, aglomeraciones y confinamiento.
- pero aparte, podemos hacer algo por cada uno de nosotros.
Aunque el sistema inmune se ve afectado por agresores externos (corona virus), éste depende, en gran medida, de nuestra fortaleza interna.

Cuando nuestro medio interno está en condiciones de equilibrio, estamos más fuertes, mientras que cuando las constantes se desequilibran, nuestras defensas bajan.
Por tanto, se trata de, además de seguir las recomendaciones sanitarias, enfocarnos en mejorar nuestro estado interno, que es nuestra responsabilidad y fortalecer nuestras defensas:

Algunas pautas:

  1. Mejora tu alimentación: todos los azúcares, dulces, bollería, refrescos, helados, zumos, batidos (comida industrial-comestibles) bajan las defensas y te debilitan, mientras los cereales integrales en grano, las legumbres, las verduras, las frutas y moderado consumo de producto animal la fortalecen.
  2. Come más alimentos naturales, completos (integrales) y a poder ser ecológicos y minimiza los industriales. Recuerda que los alimentos locales, cultivados en tu entorno, según diversos estudios de epigenética, suben las defensas, mientras que los que vienen de latitudes lejanas las debilitan.
  3. Las defensas dependen, en gran medida, de nuestra fuerza digestiva: de nuevo todos los comestibles reseñados previamente más el gluten en forma de trigo y harinas refinadas, los cereales refinados y algunos preparados lácteos debilitan la permeabilidad intestinal, desequilibrando la flora digestiva (cambio climático interno). Para tener unas defensas fuertes hace falta tener una buena digestión que asimile la comida y las vivencias
  4. Alcaliniza el medio interno, para ello reduce la proteína animal y evita los azúcares y come más alimentos vegetales. En un medio ligeramente alcalino hay menos proliferación de microorganismos indeseados.

5. Incorpora algún remedio potente para alcalinizar (sin sustituir ningún tratamiento médico):
- el kuzu (prebiótico, antigripal y fortalecedor de la digestión),
- el miso (alto en enzimas, alcaliniza y regenera la flora intestinal)
- el tomillo en infusión ayuda en procesos gripales
- si deseas un remedio más específico, prueba a tomar un preparado altamente regenerador y alcalinizador que ayuda a mantener tu terreno (medio interno) equilibrado: Te-umeboshi-kuzu

6. Nuestras defensas mejoran cuando estamos en calma y en vez de preocuparnos en exceso tratamos de ocuparnos de nuestros hábitos y mejorar. Recuerda que el miedo es un gran debilitador de las defensas.

7. Trata de mantenerte en actividad: haz estiramientos, mueve, en lo que puedas, el cuerpo, oxigénate.

8. Aprovecha este tiempo para mejorar tu estado interno, evita descargar con la comida, trata de no caer en compensar la angustia o la incertidumbre con la ingesta de comestibles y comida industrial porque te debilitarás más. Es el momento de cuidarte para afrontar mejor el nuevo incierto escenario, evita las excusas y las justificaciones y ocúpate de ti.

9. Si quieres:
- más energía: come cereales integrales en grano (arroz integral, mijo, quinoa, cebada, pasta integral…)
- estar más vital: come más vegetales y alimentos frescos, locales y de la estación
- regenerarte: introduce miso y verduras fermentadas como el chucrut
- estar más ligera y dinámica: come menos cantidad, no te excedas y come de manera regular

10. Hipócrates, el padre de la medicina decía “la Fuerza Curativa Natural es el arma más importante que tenemos para recuperar nuestra salud”. Esto es, independiente de los tratamientos y medicación que necesitemos, tratar de mantener el organismo lo más fuerte y equilibrado posible, es una óptima opción para mantener y recuperar la salud.

Related Posts

El difícil camino de la salud

Alimentación y bien común: sentido y pautas

Enfermedad – síntomas

Regala Salud

Subscríbete para no perderte nada

>