Miso

Limpia la sangre y mejora la digestión y la piel.

MISO

¿QUÉ ES?                                                                                                                                                                                                                                                                   Es una pasta de soja fermentada al menos 18 meses con sal y agua. Es un producto originario de Oriente, especialmente de Japón. Importante que no esté pasteurizado.

IMPORTANCIA:                                                                                                                                                                                                                                                         La importancia de la necesidad de consumir miso en Occidente proviene de la debilidad digestiva generalizada, la desmineralización y la condición de acidosis de la mayoría de la población derivada del cambio de comida en las últimas décadas, siendo esencialmente un regenerador celular y orgánico imprescindible en la sociedad moderna. 

PROPIEDADES:

DIGESTIVO                                                                                                                                                                                                                                                   Contiene enzimas, lactobacilus, mohos y levaduras que:

  • Regeneran la flora intestinal al transformar las condiciones del intestino.
  • Impiden la proliferación de otras bacterias nocivas en el aparato digestivo.
  • “Sienta las madres”: ayuda a crear una condición de bienestar digestivo propio de los caldos usados tradicionalmente.
  • Favorecen la asimilación de nutrientes, por lo que es indispensable en casos de descalcificación, anemia, inapetencia o tras una convalescencia.
  • Evita el deterioro intestinal: gases, fiebres intestinales, malas digestiones, descomposición, colon irritable, colitis, estreñimiento, crohn, mal aliento, acidez y digestiones pesadas. 

REMINERALIZANTE:                                                                                                                                                                                                                                             Rico en minerales crea un medio interno que previene la desmineralización al alcalinizar la sangre, por lo que: activa las defensas y potencia el sistema inmune, evita el cansancio y despierta el sistema nervioso. 

DESINTOXICANTE:                                                                                                                                                                                                                                        Ayuda a:

  • eliminar residuos (tabaco, alcohol, polución). Absorber y eliminar la radioactividad.
  • neutralizar la digestión del producto animal.
  • limpiar la sangre de impurezas, imprescindible para todo tipo de alergias.

NUTRITIVO:                                                                                                                                                                                                                                                         Tiene ácidos grasos insaturados ricos en lecitina y ácido linoleico que:

  • Ayudan a eliminar el colesterol al disolverlo.
  • Previenen la arterioesclerosis.
  • Regulan la tensión arterial. 

Alto en proteínas:

  • Contiene aminoácidos que le faltan a otros alimentos vegetales
  • Alta asimilación proteica
  • Aumenta la asimilación proteica de otros alimentos como cereales y legumbres en un 30-40%.
  • Crea vitalidad y belleza al nutrir la piel y la sangre creando brillo en la piel y el pelo.

USO Y VARIEDADES                                                                                                                                                                                                                                             Se usa en sopas o caldos, salsas o guisos diluyéndolo en líquidos calientes que no deberán hervir. No debe estar pasteurizado 

HATCHO MISO (soja)                                                                                                                                                                                                                                           Es el más proteico y concentrado, útil para épocas frías y cuando es esencial fortalecer y construir. 

MUGI MISO (soja y cebada)                                                                                                                                                                                                                                   Es de sabor dulce, es el más utilizado y apropiado para climas templados, altamente digestivo y de uso diario. 

GEMAI MISO (soja y arroz integral)                                                                                                                                                                                                               Efecto más limpiador, para depurar y centrar. 

SHIRO MISO (soja y arroz blanco)                                                                                                                                                                                                                       Es el más dulce, útil para salsas y para niños o como tránsito a otros misos, muy utilizado en sopas ligeras. 

RECETA:                                                                                                                                                                                                                                                                 SOPA DE VERDURAS CON MISO

Sopa básica de verduras, cocinada añadiendo agua poco a poco y con miso, un fermento de soja que favorece la digestión y la asimilación de alimentos.

Ingredientes: 1/2 bol de puerro, 1/2 bol de calabaza, 1/2 bol de zanahoria, 2 c.s. de miso, 1 c.c. de sal marina, 1 c.s. de aceite de oliva virgen extra, 1/2 bol de cebollinos y 6-7 boles de agua.

  1. Lava y corta las verduras en cuadraditos.
  2. Saltea las verduras con el aceite y la sal.
  3. Añade el agua poco a poco y cocina por 15-20 min.
  4. Mezcla el miso con un poco de caldo e incorpóralo a la sopa sin que hierva.
  5. Añade los cebollinos, ajusta de sal y apaga. 

Related Posts

Té de tres años -Umeboshi-Kuzu

Algas marinas

Ciruela Umeboshi

Tamari

Subscríbete para no perderte nada

>