En vez de debilitar y alterar, mejor que aporten ligereza, relax y faciliten la digestión

POSTRES

  • Un postre nunca es un alimento terapéutico.
  • Hay más necesidad cuánto más seca, fuerte y concentrada es la comida. 
  • A más producto animal, más necesidad de postres.
  • El postre convencional formado por lácteo, harina y azúcar es perjudicial.
  • Conviene hacer postres ligeros y exentos de azúcar, harinas refinadas y lácteos.
  • La melaza de cereal, las frutas secas o los zumos son una fuente dulce alternativa.
  • Terminar la comida con algo ligero y refrescante es mejor que con algo enfriador y altamente expansivo.
  • Por lo general no es conveniente tomar fruta cruda de postre, especialmente si se ha comido algo animal o concentrado.
  • Postes dulces, ligeros y suaves pueden ayudar a digerir.

Your content here...