Nutrición y Homotoxicología

Favorecer la tendencia innata autocurativa

del organismo

OBJETIVOS 

  • Conocer el origen del problema de salud, entender lo que me pasa y conocer mi cuerpo.
  • Mejorar la condición de mi organismo eliminando tóxicos, residuos y hábitos insanos.
  • Incorporar alimentos y suplementos favorecedores de mi salud.
  • Aprender a comer, crear salud y ser protagonista de mi mejora de salud.

La fuerza curativa natural que habita dentro de nosotros es la mejor arma de que disponemos para recuperarnos.  

Hipócrates

DIAGNÓSTICO

  • A través de homotoxicología y medicina biológica: desarrollamos técnicas orientadas a regular el organismo entre lo que entra y sale, evitando tóxicos (alimentos, físicos, emocionales, ambientales...) e incorporando alimentos y suplementos saludables para restablecer el equilibrio intero (ph, sangre, orina, presión arterial...).
  • Organometría funcional o EAV (electroacupuntura de Voll): radiografía de la alteración energética de los órganos (antes de que se manifieste un proceso patológico existe un disturbio en su sistema energético). Evaluación del estado energético y vital de la persona.
  • Respuesta global: nuestro organismo es global, no compartimentado. La experiencia nos dice que detrás de todo problema físico, suele haber una vivencia. Antes de expresarse en el cuerpo físico ha acontecido en la conciencia.
La vida es fluir.
Toda tensión crea bloqueo.
Todo bloqueo busca liberarse.
La liberación del bloqueo es la enfermedad
que se muestra en el cuerpo físico,
                                                         pero que antes ha acontecido en la conciencia.                                                                                                                                                    

PAUTAS 

  • Consejos nutricionales y de cocina: recetas, dietas y aporte nutricional.
  • Asesoramiento dietético: los alimentos como remedio terapéutico.
  • Suplementos nutricionales: fitoterapia, nutrición ortomolecular, spagyria.
  • Hábitos saludables: actividad física, ritmos, descanso, ocio, contacto naturaleza...

El tiempo que ahorras en ocuparte de tu salud,

lo tendrás que emplear en cuidar de tu enfermedad.