Decálogo para aumentar la vitalidad y evitar el cansancio

El cansancio es, en las sociedades desarrolladas, probablemente el síntoma más común.

Diez pautas para lograr obtener más energía y vitalidad y reducir el cansancio:

1. ELIMINA AZÚCAR Y DERIVADOS Y REFINADOS 

En vez de arroz blanco, pan blando, pasta blanca y aceites refinados, mejor arroz integral, cebada, mijo, quinoa, avena, espelta, pasta integral y aceites de primera presión en frío.

2. FORTALECE TUS RIÑONES

Son la sede de la fuerza vital y regulan los minerales.

Reduce la comida y bebida fría y más comida caliente y de cuchara.

Más minerales: semillas, verduras bio y algas marinas.

3. NO PIENSES EN EXCESO

Mejor actuar y hacer. El pensamiento circular y recurrente desgasta.

4. REDUCE TU ESTRÉS Y ESPECIALMENTE TUS NIVELES DE TENSIÓN INTERNA

Más relax, descanso y flexibilidad. El tensarte y no darle salida te bloquea y te desgasta.

5. ALCALINIZA TU SANGRE

Reduce tu consumo de azúcares y producto animal.

Más vegetales y condimentos alcalinizantes: miso, tamari o algas.

6. SUEÑO REPARADOR

Trata de dormir de forma natural y favorece tu descanso.

7. MÁS CONTACTO CON LA NATURALEZA

La playa, el campo, las olas y estar descalzo ayudan a crear iones negativos y te regeneran.

8. EVITA LA VIDA SEDENTARIA

Vida activa y dinámica con ejercicio, movimiento y estiramientos.

9. FORTALECE TU DIGESTIÓN Y ASIMILACIÓN

Crea fuerza digestiva y logra más capacidad de asimilación y menos desgastes vital.

10. ENCUENTRA SENTIDO EN LO QUE HACES

Haz lo que te gusta y enriquece.

Encontrar sentido en la vida es probablemente el mayor antídoto para evitar el cansancio.