La importancia de la luz

El planeta Tierra orbita alrededor del Sol. El sol es nuestra fuente de luz y es nuestra referencia de bienestar. Buscamos la luz, el calor y el abrigo de los rayos del sol. La luz del sol ilumina, desinfecta, purifica y mejora nuestra percepción, de tal forma que, cuando alguien está muy brillante o vivo decimos que "brilla como el sol".

Hace no más de 100 años la mayor parte de nuestra vida diaria la pasábamos bajo la luz natural del sol. En la actualidad, no solo no pasamos gran parte del día aislados de la luz solar sino que estamos bajo luz artificial y mientras la luz solar aporta un espectro de luz total, lo cual la hace muy beneficiosa, la luz artificial solo genera un espectro limitado.

Casi sin darnos cuenta, hemos ido perdiendo gran parte del influjo de la luz solar y, paralelamente, buscamos de manera desesperada luz artificial que nos ilumine en pantallas de TV, móviles, tabletas, computadoras, etc..., las cuales nos atraen de forma casi visceral y compulsiva.

Hasta no hace mucho la luz servía para iluminar, pero en la actualidad, al pasar más de la mitad del día bajo luz artificial en trabajos (oficinas, fábricas, edificios...) o viviendas, el objetivo de la luz artificial no puede ser solo iluminar sino generar un tipo de luz lo más parecida a la luz solar, ya que la luz artificial produce inconvenientes para nuestra salud afectando a diversas áreas:

sol

ESTADO ANÍMICO

Mientras la luz del sol afecta positivamente al estado de ánimo, la luz artificial no lo hace. La mayoría de las personas mejoramos nuestro estado de ánimo cuando el día está despejado y hay sol, diferenciando nuestro humor entre un día soleado y brillante y un día oscuro y gris.

DESCANSO-SUEÑO

La luz solar regula la sincronización de nuestros relojes biológicos internos, el cerebro a través de células sensibles a la luz envía mensajes de si es de día o de noche, creando patrones de vigilia y sueño. El sueño depende de la cantidad de la hormona melatonina que segrega la glándula pineal y está demostrado que cuando estamos sometidos a la luz artificial de bombillos o pantallas luminosas, la melatonina se desequilibra y aparecen problemas de sueño.

LA VITALIDAD-CANSANCIO

La sensación de bienestar y energía, depende, en gran medida de la hormona serotonina, la cual debe ser alta durante el día y especialmente en la mañana. Cuando estamos mucho tiempo sometidos a luz artificial la serotonina se desequilibra y disminuye la vitalidad y aumenta el cansancio y la fatiga.

SISTEMA NERVIOSO

La lucidez, la concentración y la memoria depende mucho del tipo de alimento lumínico que incorporemos. En estudios realizados en colegios, se ha demostrado que "el tipo de iluminación artificial tiene influencia en el comportamiento depresivo de los niños en edad escolar durante los meses de invierno (cambios de humor, falta de energía, aumento del apetito, irritabilidad, desordenes afectivo-estacionales), mientras que cuando están bajo una luz de espectro total hay una regresión significativa del comportamiento depresivo de los niños".

SISTEMA HORMONAL

La luz solar ayuda a regular el ciclo menstrual mientras que la excesiva exposición a la luz artificial favorece los desequilibrios hormonales.

La luz del sol tiene un espectro lumínico completo que se denomina espectro total, donde coexisten todas las longitudes de onda de la luz. Pues bien, el espectro de luz del sol es fuente de salud y es esencial para los seres vivos en el planeta. Cuando no es posible pasar el suficiente tiempo diurno bajo la luz del sol es necesario usar un tipo de luz que se asemeje a la luz solar.

Frente a la luz convencional existe un tipo de luz de espectro total o luz día, que se asemeja al efecto de la luz solar y que favorece la salud.

Al usar luz de espectro total:

  • Mejora de forma significativa la calidad del sueño
  • Aumenta la concentración y el rendimiento
  • Disminuye el nerviosismo y la depresión
  • Mejora el estado de ánimo y la irritabilidad
  • Reduce la fatiga y el estrés
  • Reduce los problemas de vista

Por todo ello, resulta importante empezar a utilizar en nuestra vida diaria luz de calidad (de espectro total), en el trabajo, en el hogar, en el colegio, en la oficina...

Si queremos sentirnos con más brillo y luz interna y más armonizados con el entorno necesitamos crear un ambiente lo más cercano a la luz solar. En poco tiempo, aumenta el rendimiento escolar, mejora la concentración y la lucidez y nos sentiremos más reguladores y vitales, ¿y cómo...? pues cambiando el bombillo.