La clave es experimentar

IMPORTANCIA DEL EQUILIBRIO PASO 4:

No somos máquinas, ni estructuras rígidas. Somos humanos.

Nuestro cuerpo funciona con una cadencia y una dinámica concreta, pero está supeditado a infinidad de parámetros internos (vida intrauterina, etapa post-natal, traumas, afecto, patologías, tratamientos...) y externas (núcleo familiar, condición económica, entorno cultural, ideológico o religioso...). Y cada persona tiene sus vivencias, esto es, no solo lo que le pasa sino como lo vive. Y todas estas vivencias crean una individualidad.

En un mundo donde tendemos a globalizarnos y homogeneizarnos es básico recuperar la individualidad y la propia identidad.

Por ello, es esencial aprender a reconocer nuestra condición, nuestro pálpito, nuestros bloqueos y nuestros logros para acercarnos al equilibrio, sin recetas estandarizadas. Es esencial experimentar lo que nos distorsiona, debilita o empobrece y lo que nos regenera, fortalece y potencia.

clave

Venimos solos a este mundo y nos vamos solos. Por lo que, es imprescindible establecer una dinámica propia, y para ello, es imprescindible experimentar. Lo que a alguien le libera o lo motiva, a otro le inhibe o le tensa. Así que, si queremos evolucionar es esencial experimentar. Cuando alguien vive algo y lo asimila, eso "va a misa", ninguna teoría puede rebatir su experiencia. 

De la misma forma, la comida requiere experimentación, cómo nos sienta, cómo nos afecta. Hay un "lindo viaje" interno hacia conocernos y equilibrarnos. En vez de seguir teorías, doctrinas o gurus, experimentemos.

A más experiencia, más autoconocimiento.

A más nos conocemos, más estables estamos.

A más estabilidad, más equilibrio.