Organometría funcional o electroacupuntura de Voll (EAV)

Es una técnica de diagnóstico que permite la medición de determinados puntos del cuerpo localizados en la piel, donde se puede ver reflejado el estado general de los diferentes tejidos.

El aparato mide la resistencia eléctrica que ejercen ciertos puntos sobre la piel (resistencia cutánea) en puntos de acupuntura.

Permite:

  • Analizar un mínimo de 42 parámetros en el cuerpo situados en manos y pies y evaluar el estado energético del organismo.
  • Valorar el estado funcional de los órganos del cuerpo, lo que favorece un análisis preventivo de la salud.
  • Tener una visión global del estado de salud.
  • Evaluar el estado interno de equilibrio o desequilibrio existente.
  • Detectar si hay campos interferentes (dentadura, cicatrices...) o bloqueos.
  • Valorar el efecto de los alimentos en el estado del organismo y cómo están influyendo y afectando a la persona.
  • Chequear la prevalencia sistémica: si hay una condición orgánica de irritación (itis) o de deficiencia (osis).
  • Chequear la prevalencia estructural: si hay más influencia del área mental- emocional o del área físico- orgánica.
  • Estimar el comportamiento existente en cuánto a predisposición y tendencia comportamental.
  • Plantear una alternativa al bloqueo físico- energético y qué área es la que necesita trabajar.
  • Testar alimentos, medicamentos o suplementos.
  • Poder comparar la evolución del tratamiento.