Somos lo que comemos

SOMOS LO QUE COMEMOS

 No somos lo que comemos

sino lo que asimilamos.

No nos nutrimos de lo que entra por la boca

sino de lo que finalmente llega a la célula.

Las personas nos convertimos

en lo que olemos,

en lo que vemos,

en lo que oímos

y en lo que comemos.

Nos convertimos en lo que sentimos emocionalmente,

en lo que pensamos

y en lo que profundamente deseamos.

Generamos lo que a nivel inconsciente

necesitamos para aprender y evolucionar.

Nos transformamos en lo que integramos energéticamente.