Decálogo para aprender a comer

  1. Come preferentemente comida: caliente, de cuchara y en casa.
  2.  Usa un buen aceite: de oliva virgen-extra, para todo y reduce los fritos.
  3. Utiliza sal marina sin refinar, sólo preveniente de salinas y sólo al cocinar, nunca en crudo.
  4. Prueba a sustituir las papas por cereales integrales (aportan mucho mejor combustible energético): arroz integral, pasta integral, piñas de millo, pan integral y gofio.
  5. Come más legumbres: judías, garbanzos, lentejas, arbejas, chicharos, soja. Reduce la carne y come más pescado.
  6. Es imprescindible comer cada día verduras, frescas y de la época. La fruta mejor comerla entre horas y de la estación y del país.
  7. En invierno mejor empezar la comida por un sopa o potaje, caliente el estómago y favorecen la digestión.
  8. La bollería, los dulces, los helados, los refrescos y el chocolate sólo son para ocasiones especiales.
  9. Come más alimentos frescos, integrales y sin manipular y menos latas, conservas y congelados.
  10. Come con agradecimiento, busca siempre el mejor combustible, la mejor energía, la mejor calidad y los alimentos más sanos y sabrosos para ti, la persona más importante de tu vida.